14/11/11

Niños grandes

     
     ¿Como seria despertar una mañana con la simple preocupación de comenzar a divertirte con el nuevo juego que te han regalado? o comer algún dulce después del almuerzo, si por suerte y por comportarte bien tus padres, te dejan hacerlo. ¿Que tal si mejor nos preocupamos por pasar el nivel de Mario Bros para sorprender a tus primos el fin de semana con que eres "mejor" que ellos ?


    ¿Cuantas veces no hemos querido volver al pasado; Cuantas veces no hemos querido volver a ser niños y ver todo tan mágico y perfecto como en aquel entonces? A medida que pasa el tiempo te vas dando cuenta que no todo es tan simple y que al discutir con tus amigos ahora te gana el orgullo y un "discúlpame" no sale tan a menudo de tu boca, a diferencia de cuando tenias 7 años, en donde el tiempo máximo era desde la primera hora hasta el recreo para reconciliarte con tu fiel amigo de juegos...


      No deseo volver a ser una niña, pues en la vida las etapas se superan por alguna razón,  pero me siento satisfecha siendo una niña cuando mi mundo se torna abrumador y va perdiendo su color... !Siempre es bueno hacerlo! 


!Cuando se topen con miradas de odio, la respuesta tal vez sea sonreír, con sus lindos dientes sabor a caramelo! 

8 comentarios:

  1. Lo bueno es siempre mantener el espíritu de niña pequeña dentro de una misma.

    ResponderEliminar
  2. Que bello...

    tantas veces quisiera vovler a ser chiquita...

    ResponderEliminar
  3. Es imposible no hacerse grande, pero hay q intentar mantener siempre un poco de esa niña que fuimos.
    Besoss

    ResponderEliminar
  4. Genial el texto, y la imagen es super adorable ^^
    Por cierto estamos de concurso :D Por si te interesa :D
    Un saludito desde Mundo Paralelo

    LauNeluc

    ResponderEliminar
  5. No hay mejor consejo que este. Lo seguiré !
    Un abrazo enorme ♥

    ResponderEliminar
  6. Esta muy lindo tu blog :D te Sigo
    Pasate por el Mio http://laperfeccionnoestodo.blogspot.com/
    cuidate besos :L

    ResponderEliminar
  7. Hemos dejado de ser niñas, pero, hay momentos en los que la vida necesita un poco de esa alegría incoherente, ilógica, sin sentido de los más pequeños. De esas sonrisas así porque sí, irracionales.
    En el fondo, todos guardamos en nuestro interior una parte de nuestro yo infantil.

    ResponderEliminar

Huellas lunares